cuentos matemáticos

Narrar cuentos para aprender Matemática

¿Se puede aprender Matemática a través de los cuentos? para el psicólogo y docente Edgar Huamán Gallegos, es la forma más simple de generar interés por una materia injustamente temida.

Narrar cuentos a nuestros hijos es una de las mejores actividades  que hacemos porque involucra al aspecto  intelectual y afectivo. Dos aspectos de la personalidad que permiten el desarrollo equilibrado de los niños y niñas, cuando se trata adecuadamente desde  el hogar y la escuela.

El inicio ideal para estimular la percepción, fantasía, sensibilidad y creatividad; potencia la memoria, el lenguaje y la comprensión lectora. Los valores y estrategias que escuchaban de sus mayores, les permitirá afrontar mejor los retos y exigencias del futuro.

Lograr mejores aprendizajes en Matemática, implica proponer y ensayar estrategias de aprendizaje que permitan, a los estudiantes, participar en el aula y mejorar su atención. Narrar historias es una de ellas.

NARRAR CUENTOS

Los niños activan las capacidades necesarias para comprender la trama de cualquier problema matemático y plantear las estrategias necesarias para resolverlo. El estudiante que comprenda los enunciados de los problemas, habrá dado el primer paso para resolverlos de manera efectiva y mejorará en gran medida su predisposición hacia el aprendizaje de la Matemática.

Cuando un narrador experimentado cuenta la historia de Aladino, el  niño o niña que escucha,  irá representando mentalmente la marcha de los “cuarenta caballos cargados con cuarenta cofres llenos de piedras preciosas y los cuarenta guerreros que los custodiaban”, con que el joven pagó la dote de la princesa Halima..

EJEMPLOS

En un Congreso de Comprensión Lectora en Guadalajara, narré la historia del “Pescador Ingenioso y el Ifrit”, Estaban presentes autoridades políticas locales, intelectuales visitantes y más de cien estudiantes de primaria,  invitados para cantar el himno nacional mexicano.

Al final de la historia pregunté a todos los presentes, incluidos los niños: ¿Cuántas monedas llevó el pescador a su casa? y fueron éstos últimos quienes respondieron rápidamente y al unísono la cantidad correspondiente. La razón era simple, mientras los adultos sacaban cuentas, los niños se imaginaban el cuento.

Esas mismas representaciones son las que le ayudarán a resolver los problemas matemáticos que se le planteen en el aula e incluso, comprender que lo propuesto en clase puede serle útil para resolver situaciones conflictivas de la vida cotidiana.

En su libro, “Aventuras matemáticas: Una ventana hacia el caos y otros episodios”, el maestro y matemático español, Miguel De Guzmán, conocido como “el ultimo pitagórico”, plantea algunas preguntas que respaldan nuestra postura. Aquí una muestra: “¿Sabías que estás rodeado de matemática y haces matemática a diario?

Por ejemplo: Si tu ómnibus salió a las 10 de la noche y demoró 9 horas, ¿a qué hora llegaste? ¿Te diste cuenta que a veces 10 + 9 es igual a 7?”

Leer un buen cuento matemático a cualquier edad, será de gran ayuda para aprender la materia  porque las representaciones mentales que el estudiante elabore, le servirán de puente entre lo abstracto y lo concreto.

Les permitirá adquirir conocimientos más complejos y estrategias de acción para desarrollar  competencias necesarias en la resolución de  problemas en el aula y en la vida misma.

 

1 comentario en “Narrar cuentos para aprender Matemática”

  1. Pingback: Cuentos para enseñar Geometría a los más pequeños - Contacto Perú

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.