pianista peruano

Carlos Postigo: descanse en paz, maestro

El criollismo se enluta nuevamente con La muerte de Carlos Postigo Miranda; reconocido músico y arreglista acompañó a intérpretes de la talla de Edith Barr, Cecilia Bracamonte, Eloísa Angulo y Jesús Vásquez entre otras grandes figuras de la música costeña.

Carlos Augusto Eugenio Postigo Miranda, fue un  personaje multifacetico del criollismo. Destacado compositor, pianista, arreglista e intérprete,  reconocido  dentro y detrás de nuestras fronteras.

Limeño de nacimiento ( 8 de diciembre de 1950), el maestro Carlos Postigo apostó por la búsqueda de nuevos talentos para la música costeña. en la década de los 80. Aunque se confesaba admirador de Lucho de la Cuba y Filomeno Ormeño, nunca los imitó, pues consideraba que un verdadero artista crea su propio estilo.

DEJÓ LA INGENIERÍA POR LA MÚSICA

Músico autodidacta, llegó al piano por curiosidad a los 4  años. Dejó una promisoria carrera de ingeniería para dedicarse al arte. No leía partituras, pero eso no fue obstáculo para llegar a ser uno de los mejores arreglistas musicales del país. El piano fue su pasión y por eso, en 1968, la soprano Ana Parodi lo convocó  como su acompañante.

«Soy un músico de oído, no leo partituras. A mí no me escribían, yo sentía lo que tenía que hacer”

https://www.facebook.com/peruanossiempre/videos/653572408581029

En el 2013, Carlos Postigo fue declarado Personalidad Meritoria de la Cultura Peruana por su larga carrera profesional que se inició en 1968 en Radio Nacional. Allí se desempeñó durante cinco años como pianista oficial. Además, alternó con don Pablo Casas padilla y Alcides Carreño.

Carlos Postigo  recorrió con su arte varios países, entre ellos, Alemania y Estados Unidos. En este último país, se quedó a vivir 17 años. Editó un periódico llamado » Peruanísimo» y luego la revista «Cajón». En la última etapa tuvo una radio por internet.

ARREGLISTA DE GRANDES ÉXITOS

El  “Jipi jay”,  además del sabor que le ponía Pepe Vásquez, tiene el sonido peculiar del rondín. Esa sugerencia la hizo Carlos Postigo como arreglista  y lo pasó a la posteridad.  También grabó con Iraida Valdivia «La guardia nueva» y el casi himno del Alianza Lima  “La gente de Alianza Lima se va, se va”,  que compuso Augusto  Polo Campos tras la tragedia del Foker..

Con Polo Campos lo unió una gran amistad. «Era como mi hermano» solía decir. Con el compositor trabajó en el programa Contigo, Perú. de canal 11.

Carlos Postigo también paseó su arte por restaurantes famoso como Jarra de oro y  La Palizada. Tuvo su propio local al que denominó Fina Estampa, hasta que la devaluación durante el Gobierno de Alan García lo obligó a cerrar el negocio.

Grabó en IEMPSA, Sono Radio (donde grabó el LP por los cincuenta años de cantante de Eloísa Angulo) , El Virrey…medio siglo dedicado a la música.
Descanse en paz, maestro.
FOTOS: Juan Zacarías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.